Connect@ADP

Partnering with a more human resource

BI, IA, Big Data, IoT: ¿necesita el equipo de usted estas tecnologías?

Publicado por: ADP LATAM on 9 Agosto 2019 in Non classé

Según la consultoría Gartner, el 23% de las organizaciones que trabajan con inteligencia artificial están utilizando la innovación en sus sectores de RR.HH.

 

Esto lleva a las compañías a pensar que ése es el mejor camino (o el único) para volverse más competitivas en el mercado.

 

Pero, ¿necesita realmente el RR.HH. esas nuevas tecnologías?

 

Antes de responder a esta pregunta, hay  que hacerse otras cuatro:

 

  1. ¿Cómo se realizan sus procesos hoy?
  2. ¿Cuáles son los resultados?
  3. ¿Cómo podrían ser mejores?
  4. ¿Cómo alcanzar ese(os) objetivo(s)?

 

Si tras hacerse esas preguntas, usted evalúa – cualitativa y cuantitativamente – que la tecnología es el mejor camino, que vale la inversión.

 

Sin embargo, para ello es importante conocer cada una de ellas y en qué son aplicables en el departamento de recursos humanos.

 

Business Inteligence

 

La definición surgió en la década de 90 y está asociada al cerebro humano.

 

Esto porque, así como el cerebro, la BI recoge, ordena, analiza, comparte y monitorea una serie de informaciones.

 

Los datos recogidos se analizan para las tomas de decisión, gestión y evaluación de cambios.

 

Para el RR.HH., la BI puede ser muy útil en todos los procesos de gestión, especialmente en el reclutamiento y selección.

 

En un primer momento, puede utilizarse para que el gestor amplíe sus conocimientos sobre la empresa y pueda crear el perfil ideal para determinada vacante.

 

Y luego, la Business Inteligence contribuye a la optimización del conocimiento sobre postulantes, tanto en cuanto al perfil técnico como comportamental.

 

A favor: Vale recordar que, de acuerdo al levantamiento de Page Personnel, 9 de cada 10 colaboradores son contratados por el perfil técnico y removidos por el comportamental.

 

Contra: Además del costo, es necesario un análisis preciso, ya que los datos recogidos pueden contener errores.

 

 

Big Data

 

No es nada más que un término para describir el gran volumen de datos. ¿Y cómo usar en el RR.HH.?

 

Un ejemplo práctico – y de total importancia – son las iniciativas para convertirse en una referencia en marca empleadora.

 

Al contratar a un científico de datos, por ejemplo, la empresa y el RR.HH. pueden analizar sentimientos en entrevistas, investigaciones y red social para verificar en qué posición está la marca como empleadora.

 

A favor: Estudio de Risesmart declara que el 84% de los empleados considerarían dimitir para irse a una empresa con marca empleadora fuerte, incluso si el incremento en salario no fuera muy importante.

 

Contra:

De acuerdo con TechAmerica, el Big Data exige tecnologías avanzadas para captura, almacenamiento, distribución, gestión y análisis.

 

Además, el costo para mantener el almacenamiento de un gran volumen de datos puede ser elevado.

 

 

IoT

 

Internet de las Cosas (Internet of Things), que representa dispositivos conectados por internet, está llegando a la gestión de personas.

 

Puede aplicarse en lectores biométricos que, además de registrar la llegada al trabajo, pueden identificar emociones.

 

Otro uso es en tarjetas de identificación inteligentes, que permitan la lectura corporal y puedan direccionar decisiones, como la inversión en espacios de convivencia, por ejemplo.

 

A favor: De acuerdo con la consultoría Gartner, hasta el año 2020 debe haber más de 26 mil millones de dispositivos basados en IoT en todo el mundo, con proyección de 50 millones.

 

Contra: Iniciativas de IoT están sujetas a políticas de privacidad y aceptación de los involucrados.

 

 

 

 

Inteligencia artificial

 

Finalmente, la inteligencia de las máquinas puede ser útil al RR.HH. para reducir tiempo y favorecer la interacción con los colaboradores.

 

Asistentes virtuales, como los chatbots, pueden entrenarse para que despejen dudas de los empleados, por ejemplo, e irse incrementando el banco de respuestas con IA.

 

A favor: La inteligencia artificial trae innovación a los procesos y llama la atención del mercado.

 

Contra: es necesario evaluar si es la mejor alternativa para el público, además de invertir constantemente en el monitoreo y la mejora de tecnologías basadas en IA.

 

TAGS: BI Big data Inteligencia artificial IoT nuevas tecnologías RH

Publicar una respuesta

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *