Connect@ADP

Partnering with a more human resource

COVID-19: Check list para el regreso al trabajo para líderes de recursos humanos y finanzas

Publicado por: ADP LATAM on 25 Mayo 2020 in Non classé

Muchos empleadores y trabajadores han tenido que adaptarse a la crisis de salud global, ya sea que eso significa trabajo esencial, trabajar de forma remota o no trabajar en absoluto. A medida que las empresas comiencen a determinar cuál será su nueva forma de trabajar, los líderes de recursos humanos deberán gestionar las ausencias y licencias de los empleados, al tiempo que refuerzan el cumplimiento de la ley de salarios y horas, y necesitarán formas de mantener a los trabajadores saludables y productivos. Los líderes de operaciones, que están entregando productos y servicios, necesitarán visibilidad sobre la disponibilidad de los empleados, la demanda de los clientes y las necesidades laborales para que puedan optimizar los horarios de la fuerza laboral y el rendimiento comercial.

Hay una variedad de consideraciones de salud, seguridad, empleo y legales; y muchos de estos problemas varían según la industria y la ubicación.

Esta lista de verificación, que incluye recursos útiles, puede servir como punto de partida para ayudarlo a desarrollar un plan de regreso al trabajo que funcione para su organización.

Fase de preparación

  • Cree un plan para que los empleados vuelvan a trabajar de manera segura. Esto requerirá una estrategia reflexiva, preparación y cambios en su entorno de trabajo, así como prácticas de gestión de la fuerza laboral.
  • Considere qué empleados pueden o deben continuar trabajando remotamente por el trabajo, la ubicación, etc. Asegúrese de que todas las decisiones relacionadas con el trabajo remoto sean neutrales y relacionadas con el trabajo, y no se basen en características protegidas, como la edad, la raza, el embarazo u otros factores no relacionados con el trabajo. Artículos para pensar:
    • Continúe permitiendo el trabajo remoto donde sea posible para mantener a los empleados seguros.
    • Considere intercalar semanas en la oficina y en casa entre los miembros del equipo, o trabajo remoto a tiempo parcial en días de trabajo alternativos.
    • Evaluar y actualizar la tecnología para continuar apoyando tanto a la fuerza de trabajo en el sitio como a la remota.
    • Revise los pros y los contras, así como los ahorros de costos a largo plazo u otros efectos, de ofrecer trabajo remoto permanente.
    • Asegúrese de asociarse con el departamento legal y de relaciones con los empleados para revisar y evitar posibles prácticas discriminatorias.
  • Designar a una persona de contacto, es decir, gerente de seguridad o gerente de instalaciones, para garantizar el cumplimiento de las políticas y directrices de retorno al trabajo.

Evaluación de cumplimiento

  • Determine si algún mandato estatal, local o industrial limitará la reapertura de sus instalaciones, lugares de trabajo o ubicaciones.
  • Verifique las leyes federales, estatales, locales y actualice las políticas y procedimientos de RR. HH.
  • Implemente protocolos de limpieza y desinfección, de acuerdo con las pautas de los organismos de salud.
  • Evaluar el uso obligatorio o voluntario de máscaras, guantes y caretas.
  • Considere los cambios en el lugar de trabajo físico para reducir el riesgo de exposición a COVID-19 y cumplir con los mandatos de distanciamiento social aplicables, como el traslado de estaciones de trabajo, la modificación de los diseños y los puntos de acceso, y la instalación de barreras.
  • Decidir si examinar o no a los empleados (y otros visitantes) antes de ingresar al lugar de trabajo (por ejemplo, controles de temperatura, preguntas de evaluación, notas de regreso al trabajo de los proveedores de atención médica); evaluar la indemnización de cualquier tiempo dedicado a la detección de empleados.
  • Para los empleados suspendidos, use criterios de selección neutrales para determinar qué empleados volverán después de la suspensión y cuándo. Consejo: Mire los datos como antigüedad, desempeño o clasificación laboral para minimizar el riesgo de discriminación.
  • Verifique la elegibilidad de los beneficios para los empleados que fueron despedidos o suspendidos, para garantizar que el empleado tenga la oportunidad de inscribirse en los beneficios o realizar cambios en sus beneficios de manera adecuada.
  • Prepárese para atender las solicitudes de los empleados que se niegan a regresar al trabajoo solicitan continuar el teletrabajo debido a preocupaciones de cuidado infantil, salud y / o seguridad.
  • Evaluar si la ley federal, estatal o local puede requerir licencia y otras adaptaciones.
  • Participe en un diálogo y brinde adaptaciones razonables a los empleados que pueden ser más vulnerables a COVID-19 debido a las condiciones de salud subyacentes.
  • Publicar avisos(por ejemplo, recordatorios de higiene/lavado de manos, recordatorios de distanciamiento social, requisitos de publicación estatales y locales).
  • Desarrolle un protocolo para abordar a los empleados con síntomas o diagnóstico de COVID-19 informados.

Comunicación y educación

  • Cree un plan de comunicaciones claro para los empleados sobre los planes de reapertura de la organización. Consejo: Incluya su proceso de regreso al trabajo, nuevas políticas, capacitaciones a esperar y su compromiso de proteger a los trabajadores y clientes.
  • Prepare a los gerentes con un toolkit de regreso al trabajo que incluya la información de regreso al trabajo de los empleados, preguntas frecuentes, actualizaciones sobre nuevas políticas y procedimientos y otra información que necesitarán para apoyar a sus empleados cuando regresen al sitio de trabajo.
  • Notifique a los empleados con una carta de regreso al trabajo, si corresponde, que incluya su fecha de regreso, horario de trabajo, pago, beneficios, nuevas políticas y procedimientos, y un descargo de responsabilidad a voluntad, si corresponde.
  • Consulte con los representantes de los empleados, como los funcionarios sindicales locales, si corresponde.

Fase de Regreso al Trabajo

  • Capacite a los empleados sobre nuevas políticas, incluidas medidas de seguridad, protocolos y reglas, establezca la gobernanza para garantizar la seguridad y el cumplimiento.
  • Considere la programación escalonada y la programación grupal para minimizar el impacto de una exposición a COVID-19 en su fuerza laboral.
  • Considere revisar y actualizar las descripciones de trabajo para abordar los cambios en los deberes del trabajo y las funciones esenciales del trabajo.
  • Imponer límites apropiados a los viajes de negocios.
  • Imponer límites apropiados sobre el tamaño de las reuniones en persona y la proximidad de los asientos.
  • Revise el sitio web de las autoridades laborales como la Dirección del Trabajo y publique los avisos legales requeridos en los lugares de trabajo.
  • Recuerde a los empleados que no deben presentarse al trabajo cuando estén enfermos, recuérdeles también la política de su organización sobre licencia por enfermedad y otras políticas de licencia remuneradas y no remuneradas aplicables.
  • Comunicarse regularmente con los empleados. Consejo: Mantenga a los empleados informados sobre las acciones que está tomando para responder a sus comentarios y mantenerlos a salvo.

Si bien esta lista de verificación es un buen punto de partida para ayudarlo a planificar el regreso al trabajo, recuerde que cada organización es única y rara vez hay una solución única para todos. Por lo tanto, considere sus ubicaciones, cultura, datos fácticos, circunstancias y regulaciones federales, estatales y locales aplicables antes de tomar cualquier decisión.

 

Publicar una respuesta

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *