Connect@ADP

Partnering with a more human resource

COVID-19: Protegiendo a tus empleados y a tu negocio

Publicado por: ADP LATAM on 18 Marzo 2020 in Non classé

Guia para ayudar a prevenir el esparcimiento del virus en el lugar de trabajo.

La enfermedad del Coronavirus del 2019 (COVID-19) es una enfermedad respiratoria que se puede propagar de persona a persona. A partir del 1° de Marzo del 2020, ha habido más de 87.000 casos confirmados a nivel mundial. Los pacientes en esta condición han tenido una enfermedad respiratoria de leve a grave con síntomas de fiebre, tos y falta de aliento. Los empleadores y los empleados pueden tener preguntas sobre lo que pueden hacer para ayudar a manejar la situación y prevenir la propagación del virus en el lugar de trabajo. Aquí hay algunas pautas que pueden ayudar:

#1: Monitorear las recomendaciones de los departamentos de salud.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y el gobierno de cada país, han creado páginas webs dedicadas a entregar toda la información necesaria sobre COVID-19. A demás, las oficinas de salud del país tiene una guía de que hacer en caso de contagio y preguntas frecuentes disponible respecto a la enfermedad. Revisa el Plan de Acción del Gobierno de tu país para mayor información:

Chile: https://www.gob.cl/coronavirus/

Perú: https://www.gob.pe/coronavirus

Argentina: https://www.argentina.gob.ar/salud/coronavirus-COVID-19

 

#2: Desarrollo y comunicación de políticas en el lugar de trabajo.

Desarrolle políticas de higene con el objetivo de mantener el lugar de trabajo limpio y reducir la propagación de enfermedades transmisibles. Estas políticas deben considerar las recomendaciones y leyes públicas existentes. Entregue la información de cómo se transmiten los virus a sus empleados, y ayúdelos a practicar hábitos saludables al proporcionar pañuelos desechables, botes de basura sin contacto, jabón de manos y desinfectante, y toallas desechables. Limpie rutinariamente todas las superficies que se tocan con frecuencia, como estaciones de trabajo, encimeras y perillas de las puertas. La situación está evolucionando rápidamente, así que revise y actualice las políticas a medida que haya más información disponible.

#3: Aliente a los empleados a quedarse en casa si están enfermos

Se recomienda que las personas esperen al menos 24 horas después de que no tengan fiebre o muestren signos de fiebre o cualquier otro síntoma (sin el uso de medicamentos para reducir la fiebre u otros medicamentos que alteren los síntomas) antes de regresar al trabajo. Evite presionar a los trabajadores enfermos para que regresen a trabajar demasiado pronto. Informe a los empleados de las políticas de días administrativos pagados o de licencia por enfermedad de la compañía y los procedimientos de llamada de asociados en caso de ausencia por enfermedad.

#4: Comprender los requisitos de licencia

Revise las leyes y decretos de emergencia que están destinados a tomar las medidas necesarias para proteger eficazmente la vida y salud de los trabajadores. El otorgamiento de licencias médicas y las posibilidades del teletrabajo o home office, están siendo altamente recomendados por los gobiernos y por la OMS para evitar la propagación del virus.

Es importante que se informe sobre el pago de licencias médicas y seguros de salud asocialdos, para saber cómo actuar en caso de que su empresa tengo un trabajador contagiado.Los empleadores deben confirmar que sus políticas y prácticas de licencia cumplen con todas las leyes aplicables.

Incluso en ausencia de un requisito de licencia, los empleadores deberían considerar mantener políticas flexibles que alienten a los empleados a quedarse en casa cuando estén enfermos y permitir que los empleados se queden en casa para cuidar a un familiar enfermo.

#5: Ofrecer arreglos de trabajo flexibles

Los arreglos de trabajo flexibles, como el teletrabajo, los horarios flexibles y los horarios escalonados pueden ayudar a prevenir la propagación de la enfermedad al permitir que los empleados trabajen sin exponerse a sí mismos, ni a otros, al virus. Un mayor uso de las teleconferencias y el correo electrónico frente a las reuniones presenciales son estrategias adicionales de distanciamiento social que pueden ayudar a prevenir la propagación de enfermedades.

#6: Envíe a los trabajadores sintomáticos a casa

Si un empleado muestra síntomas de enfermedad respiratoria aguda, sepárelos de otros empleados y envíelos a casa de inmediato. Recuerde a los empleados enfermos que se cubran la nariz y la boca con un pañuelo desechable al toser o estornudar (o con un codo o un hombro si no hay pañuelo disponible).

Nota: Si la condición de un trabajador calificara como una discapacidad según la legislación de su país, considere medidas extra para cuidar la salud del trabajador.

#7: Considere restricciones de viajes de negocios

Actualmente, se recomienda que los viajeros eviten todos los viajes no esenciales a China, Irán, Italia, España, Corea del Sur, Chile y Brasil. También se recomienda que los adultos mayores y aquellos con afecciones médicas crónicas deberían posponer un viaje no esencial a países afectados.

Algunos empleadores han promulgado restricciones de viajes de negocios que exceden las recomendaciones, como prohibir todos los viajes de negocios a otros países. Revise las recomendaciones de viajes de la OMS e instituciones de salud y desarrolle reglas de viajes de negocios que tengan sentido para su empresa. Monitoree la situación de cerca y ajuste sus reglas a medida que cambien las circunstancias.

En caso de que el viaje sea extremadamente necesario, a su regreso cumpla con las recomendaciones de cuarentena/aislamiento para evitar la propagación del virus que haya implementado su país.

#8: Dirigirse a familiares enfermos

Pídales a los empleados que le notifiquen si tienen un familiar que tenga COVID-19 y que los dirijan a Plan de Acción del Gobierno sobre cómo realizar una evaluación de riesgos de su posible exposición.

Actualmente, se aconseja a las personas asintomáticas con exposiciones de bajo riesgo a auto-observarse hasta 14 días después de su última exposición potencial. Los empleadores pueden optar por recomendar que los empleados con exposiciones de bajo riesgo verifiquen su temperatura para asegurarse de que aún estén asintomáticos antes de llegar al lugar de trabajo.

Se recomienda a las personas asintomáticas con exposiciones de riesgo medio que eviten entornos congregados, limiten las actividades públicas y practiquen el distanciamiento social. Los empleadores pueden considerar caso por caso, después de consultar con las autoridades de salud pública locales, si los empleados asintomáticos con exposiciones de riesgo medio pueden trabajar en el sitio. Estas decisiones deben tenerse en cuenta si las responsabilidades y ubicaciones laborales de los empleados individuales les permiten permanecer separados de los demás durante todo el día laboral. Los empleados asintomáticos con exposiciones de riesgo medio a quienes se les permite trabajar en el sitio no deben ingresar a lugares de trabajo abarrotados, como espacios para reuniones o cafeterías.

#9: Obtenga información con cautela

Pregunte a los empleados que llaman enfermos si están experimentando síntomas, como fiebre, tos o falta de aliento. Evite preguntas que puedan obtener información sobre una discapacidad, lo que podría hacer que el empleado revele que tiene una afección que está cubierta por el código del trabajo o alguna ley de discapacidad.

#10: Mantenga la privacidad

Trate toda la información sobre la enfermedad de un empleado como un registro médico confidencial y mantenga la información separada de su archivo personal. Si desea informar a los empleados sobre una enfermedad transmisible en el lugar de trabajo, no revele quién tiene la enfermedad.

#11: Desarrollar un plan de continuidad del negocio

Dependiendo del tamaño de su negocio y del número de trabajadores enfermos, puede experimentar impactos en sus operaciones diarias y en sus resultados. Considere un plan de continuidad del negocio que describa las funciones comerciales esenciales y los trabajos o roles necesarios para mantener las operaciones comerciales. Además, considere los empleados de capacitación cruzada para que puedan reemplazar a los compañeros de trabajo que están ausentes. Capacite a los empleados en su plan para que estén preparados para ejecutarlo si es necesario.

#12: Proteger a los empleados de la discriminación y el acoso

Los empleados cuyas familias son, o se percibe que son, de lugares donde se ha producido un brote, pueden sufrir discriminación y/o acoso como resultado. Tome en serio todas las quejas y realice una investigación pronta, exhaustiva e imparcial sobre la queja. Si una investigación revela que hubo discriminación o acoso, tome medidas correctivas inmediatas y apropiadas. Considere medidas disciplinarias que aborden la gravedad del delito y administre su política disciplinaria de manera consistente.

Conclusión:

Los empleadores deben monitorear la orientación de los funcionarios de salud, desarrollar y actualizar políticas y prácticas que ayuden a prevenir la propagación de COVID-19, cumplir con las leyes aplicables y consultar a un asesor legal según sea necesario.

 

Publicar una respuesta

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *