Connect@ADP

Partnering with a more human resource

Rumores que matan a la empresa

Publicado por: lcivita on 4 Abril 2017 in Noticias y Eventos

Share thisShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Facebook

George R. R. Martin aparcará este año la finalización de Vientos de invierno, la sexta novela de la saga Juego de tronos, para centrarse en otro proyecto literario. Este rumor, aireado por numerosos medios de comunicación, llenó de desasosiego a millones de fans de todo el mundo que veían desvanecerse sus esperanzas de que la nueva entrega del universo de los Siete Reinos llegara a las librerías en 2017 tras una larga espera de cinco años. La conmoción en la Red fue tal que el propio autor tuvo que salir al paso en su blog de lo que él calificó como “distorsiones extrañas, rumores, falsas informaciones y desinformaciones”. Y si un chisme acerca de unas novelas de ficción fantástica es capaz de provocar un pequeño cataclismo planetario, ¿qué no sucederá cuando ese rumor afecta al medio de vida de las personas?

“Todos necesitamos estar informados, especialmente cuando ocurren cambios que pueden afectar a nuestra empresa o a nuestro puesto de trabajo. Y si la organización no es capaz de atender esa necesidad, las noticias brotarán deformadas o exageradas por otros canales”, explica Marc Vigilante, director asociado de Humannova. Para Paco Muro, presidente de Otto Walter International, “en la empresa casi todo se acaba sabiendo y Radio Macuto es mucho más rápida que cualquier otro medio de comunicación, especialmente cuando se trata de expandir algo malo”. Por esa razón, dejar que los rumores tomen el control puede ser devastador para la imagen y credibilidad de una persona, marca o compañía. A veces, advierte Vigilante, “de manera irremediable”.

fofoca

La perspectiva de un ajuste salarial, un cambio en los horarios o una reestructuración de departamentos generará, inevitablemente, especulaciones entre sus posibles afectados… A menos que la empresa tome la delantera. Porque los rumores sólo encuentran sitio cuando los canales oficiales callan. “Son como vasos comunicantes: cuando no hay comunicación formal, se dispara la informal”, ilustra Miriam Ortiz de Zárate, socia directora del Centro de Estudios del Coaching (CEC). Según Nacho Rodríguez Velasco, director de comunicación de ING Bank España y Portugal, una buena manera de neutralizar los chismorreos es ocupar esos espacios. “Cuando la comunicación fluye de forma abierta y transparente y todo el mundo está informado de la evolución de los proyectos, cambios y movimientos, se da menos pábulo al rumor. Porque la gente sabe que enseguida podrá acudir a la fuente oficial para informarse”.

Los expertos coinciden en que lograr una empresa libre de habladurías es poco menos que imposible. Pero sí se puede intentar minimizar su impacto. Marc Vigilante aconseja “ser muy claros en la comunicación interna y no dar nunca por supuesto que el mensaje ha llegado y ha sido entendido”.

Artículo completo aquí

Foto del paisaje: New Pangea

(Visited 46 times, 1 visits today)
Share thisShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Facebook

Publicar una respuesta

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in: